Psicoterapia

Individual

El psicoanálisis se aplica en varias formas. El tratamiento psicoanalítico clásico fue diseñado para adecuar de una mejor manera las capacidades de un paciente neurótico adulto que está razonablemente bien adaptado a las demandas de la vida y el trabajo. Mientras tanto, el tratamiento psicoanalítico de alta frecuencia también se aplica a una gama más amplia de psicopatología como por ejemplo en trastornos narcisistas y de personalidad borderline severos.

La psicoterapia psicoanalítica o psicodinámica con adultos suele aplicarse con menor frecuencia (una o dos sesiones por semana) y en una disposición sentada cara a cara. A menudo, sus objetivos se centran más en la resolución de un tipo particular de problema (por ejemplo, dificultades en las relaciones o en el trabajo), depresión o trastornos de ansiedad. Aun cuando las transferencias y las contra-transferencias ocurren, como ocurre en el psicoanálisis, a menudo permanecen en segundo plano y permanecen sin interpretar, dando espacio para abordar y resolver más directamente los problemas en la vida del paciente.

A veces ambos participantes en una psicoterapia psicoanalítica deciden en un momento posterior del tratamiento para profundizar su trabajo y embarcarse en el psicoanálisis con mayor frecuencia.

 

En la Clínica Psicoanalítica atendemos a adultos que requieren atención psicoterapéutica que manifiestan malestar, dolor y sufrimiento emocional, después de cierto tiempo y en la medida que el paciente se compromete con su propio proceso encuentra alivio y entendimiento de su vida misma.